Economía

Denuncian Violaciones de Derechos Humanos por Minería de Minerales Críticos para la Industria de Vehículos Eléctricos

Un informe del Business & Human Rights Resource Centre revela 631 denuncias de abusos de derechos humanos desde 2010 asociadas a la extracción de minerales clave utilizados en vehículos eléctricos, baterías recargables y tecnologías de energía renovable.

Economía

Denuncian Violaciones de Derechos Humanos por Minería de Minerales Críticos para la Industria de Vehículos Eléctricos

Un informe del Business & Human Rights Resource Centre revela 631 denuncias de abusos de derechos humanos desde 2010 asociadas a la extracción de minerales clave utilizados en vehículos eléctricos, baterías recargables y tecnologías de energía renovable.

"Es imperativo que las empresas prioricen los derechos humanos en sus cadenas de suministro para prevenir estos abusos"

- Destaca el informe BHRRC.

20/5/2024

Se han registrado 631 denuncias de abusos de derechos humanos relacionadas con la minería de siete minerales clave necesarios para la industria de vehículos eléctricos y tecnologías de energía renovable desde 2010, según el Business & Human Rights Resource Centre (BHRRC). Las empresas implicadas incluyen gigantes de la industria automotriz como Volkswagen Group, Tesla y BYD. Este preocupante aumento de casos se debe en parte a la creciente demanda de estos minerales, un fenómeno que, según la Agencia Internacional de Energía, está previsto que se multiplique por diez para el año 2040.

Las violaciones de derechos laborales y las muertes de trabajadores configuran aproximadamente el 40% de las nuevas denuncias solo en 2023, reflejando una tendencia alarmante en el sector. China Minmetals se destaca como la empresa con mayor cantidad de denuncias en la actualidad. Las denuncias no se limitan a esta empresa, ya que más de la mitad de estos casos desde 2010 se han dirigido a solo 10 compañías.

Volkswagen, Tesla y BYD han buscado acuerdos con importantes operadoras mineras como Glencore y China Minmetals. Tesla, por ejemplo, obtiene níquel de una mina operada por Glencore en Australia y cobalto de dos minas en la República Democrática del Congo. A pesar de las denuncias sobre condiciones laborales inseguras en estas ubicaciones, Tesla asegura que lleva a cabo auditorías con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo en sus proveedores.

Algo Curioso
La Agencia Internacional de Energía prevé que la demanda de minerales críticos para vehículos eléctricos y almacenamiento de baterías podría multiplicarse por diez para 2040

La Relación con las Empresas Mineras

El reporte subraya la conexión directa entre los fabricantes de vehículos eléctricos más prominentes y las operadoras mineras con numerosos antecedentes de abusos de derechos humanos. Tesla, a través de sus acuerdos con Glencore, no solo obtiene níquel y cobalto, sino que también enfrenta acusaciones constantes sobre las condiciones de sus proveedores. A pesar de afirmar que realizan auditorías para asegurar un ambiente de trabajo seguro, las denuncias sugieren que los problemas persisten.

Por otra parte, BYD, que se ha consolidado como el mayor vendedor de vehículos eléctricos a nivel global, se encuentra en el centro de múltiples controversias debido a su relación con China Minmetals, una empresa con un historial considerable de violaciones de derechos humanos. Este lazo subraya la necesidad urgente de que estas compañías tomen medidas más efectivas para vigilar y mejorar las condiciones laborales dentro de sus cadenas de suministro.

China Minmetals, caracterizada por ser la empresa con más denuncias a día de hoy, refleja un patrón inquietante dentro de la industria minera. La falta de respuesta inmediata de China Minmetals y Glencore a las solicitudes de comentarios envía un mensaje preocupante sobre la transparencia y responsabilidad en este sector.

El informe de BHRRC no solo pone en evidencia los numerosos abusos de derechos humanos, sino también el impacto devastador en las comunidades locales. Estas comunidades experimentan despojos de tierras, contaminación y abastecimiento de agua comprometido, situaciones que exacerban las desigualdades y dificultan la sostenibilidad a largo plazo. Los efectos desestimulan la confianza pública en las iniciativas de energía renovable y vehículos eléctricos, sectores que deberían representar progreso y sostenibilidad.

Impacto en las Comunidades y Necesidades Futuras

Las empresas mineras como Freeport-McMoRan, Solway Group y Tenke Fungurume Mining han comenzado a responder a estas denuncias implementando cambios en sus operaciones. Estas acciones son una muestra de la posibilidad de transformar las prácticas de la industria para que sean más justas y humanas. Sin embargo, estas medidas aún son la excepción y no la norma. La necesidad de una mayor participación y supervisión del gobierno se vuelve cada vez más crítica para garantizar que las empresas cumplan con los estándares internacionales de derechos humanos.

El panorama industrial está en un punto de inflexión; las reformas y regulaciones deben intensificarse para proteger a las comunidades afectadas y garantizar la sostenibilidad ambiental y social de la minería. Este complejo entorno subraya la necesidad de soluciones estructurales que involucren políticas coordinadas y una cooperación global entre industrias.

"Es imperativo que las empresas prioricen los derechos humanos en sus cadenas de suministro para prevenir estos abusos"

- Destaca el informe BHRRC.

May 20, 2024

Se han registrado 631 denuncias de abusos de derechos humanos relacionadas con la minería de siete minerales clave necesarios para la industria de vehículos eléctricos y tecnologías de energía renovable desde 2010, según el Business & Human Rights Resource Centre (BHRRC). Las empresas implicadas incluyen gigantes de la industria automotriz como Volkswagen Group, Tesla y BYD. Este preocupante aumento de casos se debe en parte a la creciente demanda de estos minerales, un fenómeno que, según la Agencia Internacional de Energía, está previsto que se multiplique por diez para el año 2040.

Las violaciones de derechos laborales y las muertes de trabajadores configuran aproximadamente el 40% de las nuevas denuncias solo en 2023, reflejando una tendencia alarmante en el sector. China Minmetals se destaca como la empresa con mayor cantidad de denuncias en la actualidad. Las denuncias no se limitan a esta empresa, ya que más de la mitad de estos casos desde 2010 se han dirigido a solo 10 compañías.

Volkswagen, Tesla y BYD han buscado acuerdos con importantes operadoras mineras como Glencore y China Minmetals. Tesla, por ejemplo, obtiene níquel de una mina operada por Glencore en Australia y cobalto de dos minas en la República Democrática del Congo. A pesar de las denuncias sobre condiciones laborales inseguras en estas ubicaciones, Tesla asegura que lleva a cabo auditorías con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo en sus proveedores.

Se han registrado 631 denuncias de abusos de derechos humanos relacionadas con la minería de siete minerales clave necesarios para la industria de vehículos eléctricos y tecnologías de energía renovable desde 2010, según el Business & Human Rights Resource Centre (BHRRC). Las empresas implicadas incluyen gigantes de la industria automotriz como Volkswagen Group, Tesla y BYD. Este preocupante aumento de casos se debe en parte a la creciente demanda de estos minerales, un fenómeno que, según la Agencia Internacional de Energía, está previsto que se multiplique por diez para el año 2040.

Las violaciones de derechos laborales y las muertes de trabajadores configuran aproximadamente el 40% de las nuevas denuncias solo en 2023, reflejando una tendencia alarmante en el sector. China Minmetals se destaca como la empresa con mayor cantidad de denuncias en la actualidad. Las denuncias no se limitan a esta empresa, ya que más de la mitad de estos casos desde 2010 se han dirigido a solo 10 compañías.

Volkswagen, Tesla y BYD han buscado acuerdos con importantes operadoras mineras como Glencore y China Minmetals. Tesla, por ejemplo, obtiene níquel de una mina operada por Glencore en Australia y cobalto de dos minas en la República Democrática del Congo. A pesar de las denuncias sobre condiciones laborales inseguras en estas ubicaciones, Tesla asegura que lleva a cabo auditorías con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo en sus proveedores.

Algo Curioso
La Agencia Internacional de Energía prevé que la demanda de minerales críticos para vehículos eléctricos y almacenamiento de baterías podría multiplicarse por diez para 2040

La Relación con las Empresas Mineras

El reporte subraya la conexión directa entre los fabricantes de vehículos eléctricos más prominentes y las operadoras mineras con numerosos antecedentes de abusos de derechos humanos. Tesla, a través de sus acuerdos con Glencore, no solo obtiene níquel y cobalto, sino que también enfrenta acusaciones constantes sobre las condiciones de sus proveedores. A pesar de afirmar que realizan auditorías para asegurar un ambiente de trabajo seguro, las denuncias sugieren que los problemas persisten.

Por otra parte, BYD, que se ha consolidado como el mayor vendedor de vehículos eléctricos a nivel global, se encuentra en el centro de múltiples controversias debido a su relación con China Minmetals, una empresa con un historial considerable de violaciones de derechos humanos. Este lazo subraya la necesidad urgente de que estas compañías tomen medidas más efectivas para vigilar y mejorar las condiciones laborales dentro de sus cadenas de suministro.

China Minmetals, caracterizada por ser la empresa con más denuncias a día de hoy, refleja un patrón inquietante dentro de la industria minera. La falta de respuesta inmediata de China Minmetals y Glencore a las solicitudes de comentarios envía un mensaje preocupante sobre la transparencia y responsabilidad en este sector.

El informe de BHRRC no solo pone en evidencia los numerosos abusos de derechos humanos, sino también el impacto devastador en las comunidades locales. Estas comunidades experimentan despojos de tierras, contaminación y abastecimiento de agua comprometido, situaciones que exacerban las desigualdades y dificultan la sostenibilidad a largo plazo. Los efectos desestimulan la confianza pública en las iniciativas de energía renovable y vehículos eléctricos, sectores que deberían representar progreso y sostenibilidad.

Impacto en las Comunidades y Necesidades Futuras

Las empresas mineras como Freeport-McMoRan, Solway Group y Tenke Fungurume Mining han comenzado a responder a estas denuncias implementando cambios en sus operaciones. Estas acciones son una muestra de la posibilidad de transformar las prácticas de la industria para que sean más justas y humanas. Sin embargo, estas medidas aún son la excepción y no la norma. La necesidad de una mayor participación y supervisión del gobierno se vuelve cada vez más crítica para garantizar que las empresas cumplan con los estándares internacionales de derechos humanos.

El panorama industrial está en un punto de inflexión; las reformas y regulaciones deben intensificarse para proteger a las comunidades afectadas y garantizar la sostenibilidad ambiental y social de la minería. Este complejo entorno subraya la necesidad de soluciones estructurales que involucren políticas coordinadas y una cooperación global entre industrias.

PODRÍA INTERESARTE
 

No tienes acceso

Necesitas una membresía para acceder al contenido de este sitio.
Por favor Regístrate o Ingresa