Ciencia

Científicos Desconcertados por Señal de Radio de Mayor Duración Proveniente del Espacio Profundo

Astrónomos han detectado una señal de radio peculiar y extremadamente larga proveniente del espacio profundo, etiquetada como ASKAP J1935+2148. Esta señal ha causado revuelo en la comunidad científica debido a sus características inusuales y a su desconocido origen.

Ciencia

Científicos Desconcertados por Señal de Radio de Mayor Duración Proveniente del Espacio Profundo

Astrónomos han detectado una señal de radio peculiar y extremadamente larga proveniente del espacio profundo, etiquetada como ASKAP J1935+2148. Esta señal ha causado revuelo en la comunidad científica debido a sus características inusuales y a su desconocido origen.

"La combinación de destellos brillantes con pulsos cortos y silencios desafía nuestras explicaciones convencionales"

- Explicó el equipo de investigación en Nature Astronomy.

9/6/2024


Un equipo de astrónomos ha reportado el descubrimiento de una señal de radio excepcionalmente larga proveniente del espacio profundo, denominada ASKAP J1935+2148. Esta señal, ubicada en el plano de la Vía Láctea a una distancia de aproximadamente 15,820 años luz de la Tierra, emite destellos que se extienden casi por una hora, convirtiéndose en la señal de radio más larga observada hasta ahora. Este fenómeno fue inicialmente detectado por el Australian Square Kilometre Array Pathfinder (ASKAP), un radiotelescopio de última generación.

La señal ASKAP J1935+2148 ha mostrado una combinación compleja de destellos brillantes prolongados, pulsos cortos débiles y silencios prolongados, lo que ha dejado perplejos a los científicos. Las ondas de radio que emite son "circularmente polarizadas", una característica asociada a una categoría relativamente nueva de transitorios de radio de largo período. A pesar de numerosas observaciones y estudios, el origen exacto de esta señal sigue siendo un enigma.

Varias hipótesis se han planteado para explicar este fenómeno. Entre las posibles fuentes se encuentran una estrella de neutrones de giro lento, un enano blanco o incluso un sistema binario. Sin embargo, hasta ahora ninguna de estas teorías ha sido confirmada. Los astrónomos están llevando a cabo investigaciones adicionales para desentrañar el origen de esta misteriosa señal y comprender mejor los fenómenos cósmicos extremos que podrían estar involucrados.



Este descubrimiento ha sido publicado en la prestigiosa revista Nature Astronomy, subrayando la importancia de una mayor investigación en este campo. Los científicos insisten en que se necesitan observaciones adicionales y estudios más detallados para confirmar la verdadera naturaleza de ASKAP J1935+2148 y desvelar los misterios que rodean a estos transitorios de radio de largo período.

La comunidad científica está entusiasmada y al mismo tiempo desconcertada por este hallazgo, ya que podría abrir nuevas ventanas al entendimiento del universo y los eventos cósmicos extremos. Los investigadores hacen un llamado a la colaboración internacional y al uso de múltiples observatorios y telescopios para reunir la mayor cantidad de datos posibles sobre esta peculiar señal de radio.

El fenómeno de ASKAP J1935+2148 no solo representa un desafío técnico y científico, sino también una oportunidad única para explorar nuevas fronteras en astrofísica. La combinación de análisis teóricos y observaciones prácticas será crucial para desentrañar la naturaleza de este increíble hallazgo.

Algo Curioso
ASKAP J1935+2148 se localiza en el plano de la Vía Láctea, una región rica en fenómenos astronómicos complejos, lo que añade otra capa de misterio a su ya enigmática naturaleza.

"La combinación de destellos brillantes con pulsos cortos y silencios desafía nuestras explicaciones convencionales"

- Explicó el equipo de investigación en Nature Astronomy.

Jun 9, 2024


Un equipo de astrónomos ha reportado el descubrimiento de una señal de radio excepcionalmente larga proveniente del espacio profundo, denominada ASKAP J1935+2148. Esta señal, ubicada en el plano de la Vía Láctea a una distancia de aproximadamente 15,820 años luz de la Tierra, emite destellos que se extienden casi por una hora, convirtiéndose en la señal de radio más larga observada hasta ahora. Este fenómeno fue inicialmente detectado por el Australian Square Kilometre Array Pathfinder (ASKAP), un radiotelescopio de última generación.

La señal ASKAP J1935+2148 ha mostrado una combinación compleja de destellos brillantes prolongados, pulsos cortos débiles y silencios prolongados, lo que ha dejado perplejos a los científicos. Las ondas de radio que emite son "circularmente polarizadas", una característica asociada a una categoría relativamente nueva de transitorios de radio de largo período. A pesar de numerosas observaciones y estudios, el origen exacto de esta señal sigue siendo un enigma.

Varias hipótesis se han planteado para explicar este fenómeno. Entre las posibles fuentes se encuentran una estrella de neutrones de giro lento, un enano blanco o incluso un sistema binario. Sin embargo, hasta ahora ninguna de estas teorías ha sido confirmada. Los astrónomos están llevando a cabo investigaciones adicionales para desentrañar el origen de esta misteriosa señal y comprender mejor los fenómenos cósmicos extremos que podrían estar involucrados.



Este descubrimiento ha sido publicado en la prestigiosa revista Nature Astronomy, subrayando la importancia de una mayor investigación en este campo. Los científicos insisten en que se necesitan observaciones adicionales y estudios más detallados para confirmar la verdadera naturaleza de ASKAP J1935+2148 y desvelar los misterios que rodean a estos transitorios de radio de largo período.

La comunidad científica está entusiasmada y al mismo tiempo desconcertada por este hallazgo, ya que podría abrir nuevas ventanas al entendimiento del universo y los eventos cósmicos extremos. Los investigadores hacen un llamado a la colaboración internacional y al uso de múltiples observatorios y telescopios para reunir la mayor cantidad de datos posibles sobre esta peculiar señal de radio.

El fenómeno de ASKAP J1935+2148 no solo representa un desafío técnico y científico, sino también una oportunidad única para explorar nuevas fronteras en astrofísica. La combinación de análisis teóricos y observaciones prácticas será crucial para desentrañar la naturaleza de este increíble hallazgo.


Un equipo de astrónomos ha reportado el descubrimiento de una señal de radio excepcionalmente larga proveniente del espacio profundo, denominada ASKAP J1935+2148. Esta señal, ubicada en el plano de la Vía Láctea a una distancia de aproximadamente 15,820 años luz de la Tierra, emite destellos que se extienden casi por una hora, convirtiéndose en la señal de radio más larga observada hasta ahora. Este fenómeno fue inicialmente detectado por el Australian Square Kilometre Array Pathfinder (ASKAP), un radiotelescopio de última generación.

La señal ASKAP J1935+2148 ha mostrado una combinación compleja de destellos brillantes prolongados, pulsos cortos débiles y silencios prolongados, lo que ha dejado perplejos a los científicos. Las ondas de radio que emite son "circularmente polarizadas", una característica asociada a una categoría relativamente nueva de transitorios de radio de largo período. A pesar de numerosas observaciones y estudios, el origen exacto de esta señal sigue siendo un enigma.

Varias hipótesis se han planteado para explicar este fenómeno. Entre las posibles fuentes se encuentran una estrella de neutrones de giro lento, un enano blanco o incluso un sistema binario. Sin embargo, hasta ahora ninguna de estas teorías ha sido confirmada. Los astrónomos están llevando a cabo investigaciones adicionales para desentrañar el origen de esta misteriosa señal y comprender mejor los fenómenos cósmicos extremos que podrían estar involucrados.



Este descubrimiento ha sido publicado en la prestigiosa revista Nature Astronomy, subrayando la importancia de una mayor investigación en este campo. Los científicos insisten en que se necesitan observaciones adicionales y estudios más detallados para confirmar la verdadera naturaleza de ASKAP J1935+2148 y desvelar los misterios que rodean a estos transitorios de radio de largo período.

La comunidad científica está entusiasmada y al mismo tiempo desconcertada por este hallazgo, ya que podría abrir nuevas ventanas al entendimiento del universo y los eventos cósmicos extremos. Los investigadores hacen un llamado a la colaboración internacional y al uso de múltiples observatorios y telescopios para reunir la mayor cantidad de datos posibles sobre esta peculiar señal de radio.

El fenómeno de ASKAP J1935+2148 no solo representa un desafío técnico y científico, sino también una oportunidad única para explorar nuevas fronteras en astrofísica. La combinación de análisis teóricos y observaciones prácticas será crucial para desentrañar la naturaleza de este increíble hallazgo.

Algo Curioso
ASKAP J1935+2148 se localiza en el plano de la Vía Láctea, una región rica en fenómenos astronómicos complejos, lo que añade otra capa de misterio a su ya enigmática naturaleza.

PODRÍA INTERESARTE
 

No tienes acceso

Necesitas una membresía para acceder al contenido de este sitio.
Por favor Regístrate o Ingresa