Colombia

Beneficios y Porcentaje Deductible de la Factura Electrónica en la Declaración de Renta 2024

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) invita a la ciudadanía a adoptar la facturación electrónica en el próximo periodo fiscal. Este mecanismo, equivalente a la factura en papel, presenta ventajas como deducciones fiscales y devoluciones automáticas.

Colombia

Beneficios y Porcentaje Deductible de la Factura Electrónica en la Declaración de Renta 2024

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) invita a la ciudadanía a adoptar la facturación electrónica en el próximo periodo fiscal. Este mecanismo, equivalente a la factura en papel, presenta ventajas como deducciones fiscales y devoluciones automáticas.

La facturación electrónica no solo facilita el proceso fiscal sino que también promueve la transparencia y bancarización.

18/6/2024

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) ha lanzado un llamado a los contribuyentes para que utilicen la facturación electrónica en sus declaraciones de impuestos de 2024. Este sistema, que posee la misma validez legal que la factura tradicional en papel, ofrece beneficios significativos, como la posibilidad de recibir declaraciones sugeridas y devoluciones automáticas, agilizando así los procesos fiscales.

Una de las características más destacadas de la facturación electrónica es la deducción del 1% del valor de las compras, lo que se resta del ingreso bruto al calcular el impuesto sobre la renta. Este beneficio está destinado a personas naturales que deban presentar su declaración de renta y complementarios. Sin embargo, esta deducción no puede exceder las 240 Unidades de Valor Tributario (UVT) en el año gravable, lo que equivale a 10.178.880 pesos para la declaración correspondiente al año 2023.

Para acceder a este beneficio fiscal, los contribuyentes deben cumplir con varios requisitos. En primer lugar, las adquisiciones deben estar respaldadas por facturas electrónicas. Además, los pagos deben realizarse mediante tarjetas de débito, crédito u otros medios electrónicos aprobados y supervisados por la Superintendencia Financiera. Finalmente, estas facturas deben ser emitidas por entidades autorizadas por la DIAN.

El objetivo principal de este incentivo es fomentar el uso de medios electrónicos en el comercio, promoviendo así la bancarización y el uso de la facturación electrónica. Esta medida no solo simplifica los procesos contables para los contribuyentes, sino que también contribuye a una mayor transparencia y control en las transacciones comerciales.

En resumen, la facturación electrónica permite a los contribuyentes deducir el 1% del valor de sus adquisiciones en su declaración de renta, siempre que se cumplan los requisitos establecidos por la DIAN. Esta deducción está limitada a 240 UVT, beneficiando a las personas naturales que adoptan este sistema de facturación para sus transacciones. Con esta medida, la DIAN busca modernizar y facilitar el proceso de declaración de impuestos, haciendo hincapié en la importancia de la fiscalización y la digitalización en la economía colombiana.

Algo Curioso

La facturación electrónica no solo facilita el proceso fiscal sino que también promueve la transparencia y bancarización.

Jun 18, 2024

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) ha lanzado un llamado a los contribuyentes para que utilicen la facturación electrónica en sus declaraciones de impuestos de 2024. Este sistema, que posee la misma validez legal que la factura tradicional en papel, ofrece beneficios significativos, como la posibilidad de recibir declaraciones sugeridas y devoluciones automáticas, agilizando así los procesos fiscales.

Una de las características más destacadas de la facturación electrónica es la deducción del 1% del valor de las compras, lo que se resta del ingreso bruto al calcular el impuesto sobre la renta. Este beneficio está destinado a personas naturales que deban presentar su declaración de renta y complementarios. Sin embargo, esta deducción no puede exceder las 240 Unidades de Valor Tributario (UVT) en el año gravable, lo que equivale a 10.178.880 pesos para la declaración correspondiente al año 2023.

Para acceder a este beneficio fiscal, los contribuyentes deben cumplir con varios requisitos. En primer lugar, las adquisiciones deben estar respaldadas por facturas electrónicas. Además, los pagos deben realizarse mediante tarjetas de débito, crédito u otros medios electrónicos aprobados y supervisados por la Superintendencia Financiera. Finalmente, estas facturas deben ser emitidas por entidades autorizadas por la DIAN.

El objetivo principal de este incentivo es fomentar el uso de medios electrónicos en el comercio, promoviendo así la bancarización y el uso de la facturación electrónica. Esta medida no solo simplifica los procesos contables para los contribuyentes, sino que también contribuye a una mayor transparencia y control en las transacciones comerciales.

En resumen, la facturación electrónica permite a los contribuyentes deducir el 1% del valor de sus adquisiciones en su declaración de renta, siempre que se cumplan los requisitos establecidos por la DIAN. Esta deducción está limitada a 240 UVT, beneficiando a las personas naturales que adoptan este sistema de facturación para sus transacciones. Con esta medida, la DIAN busca modernizar y facilitar el proceso de declaración de impuestos, haciendo hincapié en la importancia de la fiscalización y la digitalización en la economía colombiana.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) ha lanzado un llamado a los contribuyentes para que utilicen la facturación electrónica en sus declaraciones de impuestos de 2024. Este sistema, que posee la misma validez legal que la factura tradicional en papel, ofrece beneficios significativos, como la posibilidad de recibir declaraciones sugeridas y devoluciones automáticas, agilizando así los procesos fiscales.

Una de las características más destacadas de la facturación electrónica es la deducción del 1% del valor de las compras, lo que se resta del ingreso bruto al calcular el impuesto sobre la renta. Este beneficio está destinado a personas naturales que deban presentar su declaración de renta y complementarios. Sin embargo, esta deducción no puede exceder las 240 Unidades de Valor Tributario (UVT) en el año gravable, lo que equivale a 10.178.880 pesos para la declaración correspondiente al año 2023.

Para acceder a este beneficio fiscal, los contribuyentes deben cumplir con varios requisitos. En primer lugar, las adquisiciones deben estar respaldadas por facturas electrónicas. Además, los pagos deben realizarse mediante tarjetas de débito, crédito u otros medios electrónicos aprobados y supervisados por la Superintendencia Financiera. Finalmente, estas facturas deben ser emitidas por entidades autorizadas por la DIAN.

El objetivo principal de este incentivo es fomentar el uso de medios electrónicos en el comercio, promoviendo así la bancarización y el uso de la facturación electrónica. Esta medida no solo simplifica los procesos contables para los contribuyentes, sino que también contribuye a una mayor transparencia y control en las transacciones comerciales.

En resumen, la facturación electrónica permite a los contribuyentes deducir el 1% del valor de sus adquisiciones en su declaración de renta, siempre que se cumplan los requisitos establecidos por la DIAN. Esta deducción está limitada a 240 UVT, beneficiando a las personas naturales que adoptan este sistema de facturación para sus transacciones. Con esta medida, la DIAN busca modernizar y facilitar el proceso de declaración de impuestos, haciendo hincapié en la importancia de la fiscalización y la digitalización en la economía colombiana.

Algo Curioso

PODRÍA INTERESARTE
 

No tienes acceso

Necesitas una membresía para acceder al contenido de este sitio.
Por favor Regístrate o Ingresa