Ciencia

Investigación Revela que Elefantes Africanos Usan Nombres Propios para Llamarse Entre Sí

Un estudio pionero ha descubierto que los elefantes africanos se llaman entre sí utilizando nombres individuales, marcándolos como los primeros animales no humanos conocidos por emplear esta habilidad compleja.

Ciencia

Investigación Revela que Elefantes Africanos Usan Nombres Propios para Llamarse Entre Sí

Un estudio pionero ha descubierto que los elefantes africanos se llaman entre sí utilizando nombres individuales, marcándolos como los primeros animales no humanos conocidos por emplear esta habilidad compleja.

"Este hallazgo subraya la capacidad de los elefantes para el pensamiento abstracto y plantea preguntas sobre el origen evolutivo de esta habilidad"

- Comenta el informe del estudio.

10/6/2024

Según un reciente estudio, los elefantes africanos se llaman entre sí utilizando nombres individuales inventados para sus congéneres, lo que los convierte en los primeros animales no humanos registrados en emplear nombres que no están basados en la imitación. Esta investigación fue llevada a cabo por un equipo de científicos internacionales que emplearon un algoritmo de inteligencia artificial para analizar los llamados de dos manadas de elefantes africanos en Kenia. Los resultados del estudio identificaron 469 llamadas distintas: 101 elefantes emitieron llamados y 117 los recibieron.

El rango de sonidos empleado por los elefantes es amplio, abarcando desde trompeteos fuertes hasta ronquidos tan bajos que no pueden ser percibidos por el oído humano. Los nombres individuales no siempre se usan en los llamados de los elefantes, pero cuando se emplean, es común hacerlo a larga distancia y cuando los adultos se dirigen a los más jóvenes. Esto sugiere que el desarrollo de esta habilidad podría llevar años. Los adultos son más propensos a usar nombres que los terneros, indicando una forma compleja de comunicación que podría estar relacionada con la edad y la experiencia.



Un aspecto fascinante del estudio es que los elefantes pueden determinar si un llamado fue dirigido a ellos solo escuchando el sonido, independientemente del contexto. Los investigadores realizaron experimentos reproduciendo grabaciones de familiares o amigos llamando a los elefantes por sus nombres, y observaron respuestas enérgicas y positivas. Esto confirma que los elefantes no solo imitan los llamados, sino que inventan nombres "arbitrarios" para otros, lo cual subraya una capacidad avanzada de pensamiento abstracto.

Este hallazgo tiene implicaciones importantes para comprender el origen evolutivo de la habilidad de nombrar en los elefantes, especialmente considerando que sus ancestros se separaron evolutivamente de los primates y cetáceos hace aproximadamente 90 millones de años. Dado que la habilidad de nombrar es una característica reconocida en humanos y, en menor medida, en algunas especies de cetáceos, el descubrimiento en elefantes abre nuevas preguntas sobre cómo y por qué evolucionó esta capacidad en diferentes líneas evolutivas.

El uso de nombres individuales y el amplio rango de sonidos que los elefantes pueden emitir para comunicarse no solo destaca su complejidad cognitiva, sino también su capacidad de innovar en su forma de comunicación ancestral, algo que científicos y observadores de la vida salvaje apenas comienzan a entender en su totalidad.

Algo Curioso

"Este hallazgo subraya la capacidad de los elefantes para el pensamiento abstracto y plantea preguntas sobre el origen evolutivo de esta habilidad"

- Comenta el informe del estudio.

Jun 10, 2024

Según un reciente estudio, los elefantes africanos se llaman entre sí utilizando nombres individuales inventados para sus congéneres, lo que los convierte en los primeros animales no humanos registrados en emplear nombres que no están basados en la imitación. Esta investigación fue llevada a cabo por un equipo de científicos internacionales que emplearon un algoritmo de inteligencia artificial para analizar los llamados de dos manadas de elefantes africanos en Kenia. Los resultados del estudio identificaron 469 llamadas distintas: 101 elefantes emitieron llamados y 117 los recibieron.

El rango de sonidos empleado por los elefantes es amplio, abarcando desde trompeteos fuertes hasta ronquidos tan bajos que no pueden ser percibidos por el oído humano. Los nombres individuales no siempre se usan en los llamados de los elefantes, pero cuando se emplean, es común hacerlo a larga distancia y cuando los adultos se dirigen a los más jóvenes. Esto sugiere que el desarrollo de esta habilidad podría llevar años. Los adultos son más propensos a usar nombres que los terneros, indicando una forma compleja de comunicación que podría estar relacionada con la edad y la experiencia.



Un aspecto fascinante del estudio es que los elefantes pueden determinar si un llamado fue dirigido a ellos solo escuchando el sonido, independientemente del contexto. Los investigadores realizaron experimentos reproduciendo grabaciones de familiares o amigos llamando a los elefantes por sus nombres, y observaron respuestas enérgicas y positivas. Esto confirma que los elefantes no solo imitan los llamados, sino que inventan nombres "arbitrarios" para otros, lo cual subraya una capacidad avanzada de pensamiento abstracto.

Este hallazgo tiene implicaciones importantes para comprender el origen evolutivo de la habilidad de nombrar en los elefantes, especialmente considerando que sus ancestros se separaron evolutivamente de los primates y cetáceos hace aproximadamente 90 millones de años. Dado que la habilidad de nombrar es una característica reconocida en humanos y, en menor medida, en algunas especies de cetáceos, el descubrimiento en elefantes abre nuevas preguntas sobre cómo y por qué evolucionó esta capacidad en diferentes líneas evolutivas.

El uso de nombres individuales y el amplio rango de sonidos que los elefantes pueden emitir para comunicarse no solo destaca su complejidad cognitiva, sino también su capacidad de innovar en su forma de comunicación ancestral, algo que científicos y observadores de la vida salvaje apenas comienzan a entender en su totalidad.

Según un reciente estudio, los elefantes africanos se llaman entre sí utilizando nombres individuales inventados para sus congéneres, lo que los convierte en los primeros animales no humanos registrados en emplear nombres que no están basados en la imitación. Esta investigación fue llevada a cabo por un equipo de científicos internacionales que emplearon un algoritmo de inteligencia artificial para analizar los llamados de dos manadas de elefantes africanos en Kenia. Los resultados del estudio identificaron 469 llamadas distintas: 101 elefantes emitieron llamados y 117 los recibieron.

El rango de sonidos empleado por los elefantes es amplio, abarcando desde trompeteos fuertes hasta ronquidos tan bajos que no pueden ser percibidos por el oído humano. Los nombres individuales no siempre se usan en los llamados de los elefantes, pero cuando se emplean, es común hacerlo a larga distancia y cuando los adultos se dirigen a los más jóvenes. Esto sugiere que el desarrollo de esta habilidad podría llevar años. Los adultos son más propensos a usar nombres que los terneros, indicando una forma compleja de comunicación que podría estar relacionada con la edad y la experiencia.



Un aspecto fascinante del estudio es que los elefantes pueden determinar si un llamado fue dirigido a ellos solo escuchando el sonido, independientemente del contexto. Los investigadores realizaron experimentos reproduciendo grabaciones de familiares o amigos llamando a los elefantes por sus nombres, y observaron respuestas enérgicas y positivas. Esto confirma que los elefantes no solo imitan los llamados, sino que inventan nombres "arbitrarios" para otros, lo cual subraya una capacidad avanzada de pensamiento abstracto.

Este hallazgo tiene implicaciones importantes para comprender el origen evolutivo de la habilidad de nombrar en los elefantes, especialmente considerando que sus ancestros se separaron evolutivamente de los primates y cetáceos hace aproximadamente 90 millones de años. Dado que la habilidad de nombrar es una característica reconocida en humanos y, en menor medida, en algunas especies de cetáceos, el descubrimiento en elefantes abre nuevas preguntas sobre cómo y por qué evolucionó esta capacidad en diferentes líneas evolutivas.

El uso de nombres individuales y el amplio rango de sonidos que los elefantes pueden emitir para comunicarse no solo destaca su complejidad cognitiva, sino también su capacidad de innovar en su forma de comunicación ancestral, algo que científicos y observadores de la vida salvaje apenas comienzan a entender en su totalidad.

Algo Curioso

PODRÍA INTERESARTE
 

No tienes acceso

Necesitas una membresía para acceder al contenido de este sitio.
Por favor Regístrate o Ingresa