Salud

Recuperación Médica Asombrosa: Californiano Libre de VIH y Cáncer

En un hito médico sin precedentes, Paul Edmonds, un hombre de California, ha sido declarado libre de VIH y cáncer tras someterse a un trasplante de células madre. Este caso, publicado en el New England Journal of Medicine, marca un avance significativo en el tratamiento de ambas enfermedades.

Salud

Recuperación Médica Asombrosa: Californiano Libre de VIH y Cáncer

En un hito médico sin precedentes, Paul Edmonds, un hombre de California, ha sido declarado libre de VIH y cáncer tras someterse a un trasplante de células madre. Este caso, publicado en el New England Journal of Medicine, marca un avance significativo en el tratamiento de ambas enfermedades.

"Para aquellos que se beneficiarían de un trasplante de células madre para tratar su cáncer, la idea de que podrían entrar en remisión del VIH simultáneamente es asombrosa"

- Doctora Jana Dickter, involucrada en el caso de Edmonds.

25/2/2024

Paul Edmonds, un residente de California, ha experimentado una recuperación médica extraordinaria, liberándose tanto del VIH como del cáncer, gracias a un tratamiento innovador que recibió hace cinco años. Edmonds, quien había vivido con el VIH durante 31 años y fue diagnosticado con leucemia mieloide aguda (AML), se sometió a un trasplante de células madre, también conocido como trasplante alogénico de células hematopoyéticas. Este procedimiento es la última parte del tratamiento para cánceres de sangre como la leucemia, el mieloma y el linfoma, donde las células madre formadoras de sangre en la médula ósea del paciente han sido destruidas por la radiación o la quimioterapia.

El trasplante de células madre que Edmonds recibió no solo estaba destinado a tratar su cáncer de sangre sino que también vino con un beneficio adicional: una mutación genética asociada con la resistencia al VIH-1. Las células madre donadas tenían dos copias de una mutación genética rara llamada CCR5 delta-32, que confiere resistencia al VIH. Solo alrededor del 1-2% de la población posee esta mutación, pero se encontró un donante compatible para Edmonds a través del programa de trasplante de células madre y médula ósea de City of Hope.

Desde el trasplante, Edmonds no ha mostrado signos de AML o VIH, convirtiéndose en una de las únicas cinco personas en el mundo que han entrado en remisión del VIH gracias a este tratamiento. Después del trasplante, el ADN del VIH que antes albergaban sus células sanguíneas desapareció. Por ciencia, Edmonds accedió a interrumpir su tratamiento contra el VIH 25 meses después del trasplante, lo que habría llevado a un resurgimiento del ARN del VIH en su sangre si el virus aún estuviera presente. "En el momento de este seguimiento, el paciente había estado libre de infección por VIH-1 durante 35 meses después de la interrupción de la terapia antirretroviral", escriben los doctores.

Algo Curioso
La mutación CCR5 delta-32 es extremadamente rara, presente solo en aproximadamente el 1-2% de la población. Esta mutación ha sido el centro de numerosas investigaciones, ya que ofrece una resistencia natural al VIH, un enfoque que podría revolucionar el tratamiento del VIH si se pudiera replicar de manera segura y efectiva en más pacientes.

Un Avance Médico con Potencial Transformador

Este tratamiento, aunque prometedor, no está exento de riesgos significativos y, por lo tanto, no es aplicable a todos los pacientes con VIH. Actualmente, se reserva exclusivamente para aquellos que enfrentan cánceres de sangre potencialmente mortales, con la posibilidad de curar el VIH considerada un beneficio secundario. La terapia antirretroviral, que Edmonds había estado recibiendo desde 1997, había suprimido efectivamente el virus a niveles indetectables. Sin embargo, este tratamiento no elimina el VIH, ya que el ADN del virus permanece presente en las células inmunitarias del paciente. La intervención crucial vino con el trasplante de células madre, que introdujo un nuevo tipo de ADN en el sistema de Edmonds, capaz de resistir al VIH gracias a la mutación CCR5 delta-32.

La relevancia de esta mutación radica en su capacidad para bloquear la entrada del VIH al sistema inmunológico. El VIH utiliza el receptor CCR5 para ingresar y atacar el sistema inmunitario; sin embargo, la mutación CCR5 delta-32 impide que el virus utilice esta vía de entrada. Como resultado, el trasplante no solo reemplazó la médula ósea y las células madre sanguíneas de Edmonds con las del donante, sino que también erradicó los signos de AML y VIH en su cuerpo. Este caso subraya el potencial de las mutaciones genéticas en el tratamiento del VIH, aunque su aplicación sigue siendo limitada a circunstancias muy específicas.

La Singularidad del Caso y Sus Implicaciones

La búsqueda de un donante compatible con la mutación CCR5 delta-32 fue facilitada por el programa de trasplante de células madre y médula ósea de City of Hope, destacando la importancia de las redes de donantes en el éxito de tratamientos innovadores. La coincidencia de un donante con esta rara mutación genética fue crucial para el resultado positivo de Edmonds, enfatizando la necesidad de una base de datos de donantes diversa y amplia.

La remisión de Edmonds del VIH y la AML a través de un trasplante de células madre destaca un caso excepcional en la medicina moderna. Si bien este tratamiento ofrece una esperanza tangible para pacientes en situaciones similares, es fundamental reconocer las limitaciones y los desafíos que presenta. La terapia de trasplante de células madre es un procedimiento complejo y de alto riesgo, adecuado solo para un subconjunto de pacientes con condiciones específicas. Además, la búsqueda de donantes compatibles que posean la mutación CCR5 delta-32 requiere recursos significativos y puede no ser viable para todos los pacientes.

El éxito de este tratamiento en Edmonds abre la puerta a futuras investigaciones sobre el uso de terapias genéticas y trasplantes de células madre para combatir el VIH, así como otros virus resistentes. Sin embargo, la viabilidad de extender este enfoque a una población más amplia de pacientes con VIH sin cáncer asociado sigue siendo una cuestión abierta. Los investigadores y médicos deben continuar explorando tratamientos alternativos que puedan ofrecer beneficios similares sin los riesgos asociados con los trasplantes de células madre.

"Para aquellos que se beneficiarían de un trasplante de células madre para tratar su cáncer, la idea de que podrían entrar en remisión del VIH simultáneamente es asombrosa"

- Doctora Jana Dickter, involucrada en el caso de Edmonds.

Feb 25, 2024

Paul Edmonds, un residente de California, ha experimentado una recuperación médica extraordinaria, liberándose tanto del VIH como del cáncer, gracias a un tratamiento innovador que recibió hace cinco años. Edmonds, quien había vivido con el VIH durante 31 años y fue diagnosticado con leucemia mieloide aguda (AML), se sometió a un trasplante de células madre, también conocido como trasplante alogénico de células hematopoyéticas. Este procedimiento es la última parte del tratamiento para cánceres de sangre como la leucemia, el mieloma y el linfoma, donde las células madre formadoras de sangre en la médula ósea del paciente han sido destruidas por la radiación o la quimioterapia.

El trasplante de células madre que Edmonds recibió no solo estaba destinado a tratar su cáncer de sangre sino que también vino con un beneficio adicional: una mutación genética asociada con la resistencia al VIH-1. Las células madre donadas tenían dos copias de una mutación genética rara llamada CCR5 delta-32, que confiere resistencia al VIH. Solo alrededor del 1-2% de la población posee esta mutación, pero se encontró un donante compatible para Edmonds a través del programa de trasplante de células madre y médula ósea de City of Hope.

Desde el trasplante, Edmonds no ha mostrado signos de AML o VIH, convirtiéndose en una de las únicas cinco personas en el mundo que han entrado en remisión del VIH gracias a este tratamiento. Después del trasplante, el ADN del VIH que antes albergaban sus células sanguíneas desapareció. Por ciencia, Edmonds accedió a interrumpir su tratamiento contra el VIH 25 meses después del trasplante, lo que habría llevado a un resurgimiento del ARN del VIH en su sangre si el virus aún estuviera presente. "En el momento de este seguimiento, el paciente había estado libre de infección por VIH-1 durante 35 meses después de la interrupción de la terapia antirretroviral", escriben los doctores.

Paul Edmonds, un residente de California, ha experimentado una recuperación médica extraordinaria, liberándose tanto del VIH como del cáncer, gracias a un tratamiento innovador que recibió hace cinco años. Edmonds, quien había vivido con el VIH durante 31 años y fue diagnosticado con leucemia mieloide aguda (AML), se sometió a un trasplante de células madre, también conocido como trasplante alogénico de células hematopoyéticas. Este procedimiento es la última parte del tratamiento para cánceres de sangre como la leucemia, el mieloma y el linfoma, donde las células madre formadoras de sangre en la médula ósea del paciente han sido destruidas por la radiación o la quimioterapia.

El trasplante de células madre que Edmonds recibió no solo estaba destinado a tratar su cáncer de sangre sino que también vino con un beneficio adicional: una mutación genética asociada con la resistencia al VIH-1. Las células madre donadas tenían dos copias de una mutación genética rara llamada CCR5 delta-32, que confiere resistencia al VIH. Solo alrededor del 1-2% de la población posee esta mutación, pero se encontró un donante compatible para Edmonds a través del programa de trasplante de células madre y médula ósea de City of Hope.

Desde el trasplante, Edmonds no ha mostrado signos de AML o VIH, convirtiéndose en una de las únicas cinco personas en el mundo que han entrado en remisión del VIH gracias a este tratamiento. Después del trasplante, el ADN del VIH que antes albergaban sus células sanguíneas desapareció. Por ciencia, Edmonds accedió a interrumpir su tratamiento contra el VIH 25 meses después del trasplante, lo que habría llevado a un resurgimiento del ARN del VIH en su sangre si el virus aún estuviera presente. "En el momento de este seguimiento, el paciente había estado libre de infección por VIH-1 durante 35 meses después de la interrupción de la terapia antirretroviral", escriben los doctores.

Algo Curioso
La mutación CCR5 delta-32 es extremadamente rara, presente solo en aproximadamente el 1-2% de la población. Esta mutación ha sido el centro de numerosas investigaciones, ya que ofrece una resistencia natural al VIH, un enfoque que podría revolucionar el tratamiento del VIH si se pudiera replicar de manera segura y efectiva en más pacientes.

Un Avance Médico con Potencial Transformador

Este tratamiento, aunque prometedor, no está exento de riesgos significativos y, por lo tanto, no es aplicable a todos los pacientes con VIH. Actualmente, se reserva exclusivamente para aquellos que enfrentan cánceres de sangre potencialmente mortales, con la posibilidad de curar el VIH considerada un beneficio secundario. La terapia antirretroviral, que Edmonds había estado recibiendo desde 1997, había suprimido efectivamente el virus a niveles indetectables. Sin embargo, este tratamiento no elimina el VIH, ya que el ADN del virus permanece presente en las células inmunitarias del paciente. La intervención crucial vino con el trasplante de células madre, que introdujo un nuevo tipo de ADN en el sistema de Edmonds, capaz de resistir al VIH gracias a la mutación CCR5 delta-32.

La relevancia de esta mutación radica en su capacidad para bloquear la entrada del VIH al sistema inmunológico. El VIH utiliza el receptor CCR5 para ingresar y atacar el sistema inmunitario; sin embargo, la mutación CCR5 delta-32 impide que el virus utilice esta vía de entrada. Como resultado, el trasplante no solo reemplazó la médula ósea y las células madre sanguíneas de Edmonds con las del donante, sino que también erradicó los signos de AML y VIH en su cuerpo. Este caso subraya el potencial de las mutaciones genéticas en el tratamiento del VIH, aunque su aplicación sigue siendo limitada a circunstancias muy específicas.

La Singularidad del Caso y Sus Implicaciones

La búsqueda de un donante compatible con la mutación CCR5 delta-32 fue facilitada por el programa de trasplante de células madre y médula ósea de City of Hope, destacando la importancia de las redes de donantes en el éxito de tratamientos innovadores. La coincidencia de un donante con esta rara mutación genética fue crucial para el resultado positivo de Edmonds, enfatizando la necesidad de una base de datos de donantes diversa y amplia.

La remisión de Edmonds del VIH y la AML a través de un trasplante de células madre destaca un caso excepcional en la medicina moderna. Si bien este tratamiento ofrece una esperanza tangible para pacientes en situaciones similares, es fundamental reconocer las limitaciones y los desafíos que presenta. La terapia de trasplante de células madre es un procedimiento complejo y de alto riesgo, adecuado solo para un subconjunto de pacientes con condiciones específicas. Además, la búsqueda de donantes compatibles que posean la mutación CCR5 delta-32 requiere recursos significativos y puede no ser viable para todos los pacientes.

El éxito de este tratamiento en Edmonds abre la puerta a futuras investigaciones sobre el uso de terapias genéticas y trasplantes de células madre para combatir el VIH, así como otros virus resistentes. Sin embargo, la viabilidad de extender este enfoque a una población más amplia de pacientes con VIH sin cáncer asociado sigue siendo una cuestión abierta. Los investigadores y médicos deben continuar explorando tratamientos alternativos que puedan ofrecer beneficios similares sin los riesgos asociados con los trasplantes de células madre.

PODRÍA INTERESARTE
 

No tienes acceso

Necesitas una membresía para acceder al contenido de este sitio.
Por favor Regístrate o Ingresa